Sustancias nutritivas:
Sustancias importantes para una alimentación saludable

Para que usted se sienta sano y bien, su cuerpo necesita diariamente la combinación correcta de sustancias nutritivas, que su metabolismo no puede producir en suficiente medida. Las sustancias nutritivas más importantes son:

Hidratos de carbono

El organismo los transforma en glucosa, un verdadero carburante para los nervios y suministrador de energía. Si falta suministro de glucosa baja el nivel de azúcar en sangre. Esto produce cansancio y, consecuentemente, bajo rendimiento, así como también una reducción de serotonina que es de especial importancia en situaciones de estrés, puesto que la hormona de la felicidad se ocupa de que tengamos tranquilidad y concentración. Ricos en hidratos de carbono son las patatas, el pan integral, las frutas, las pastas y el arroz y, además sacian sin engordar.

Proteínas

Le sirven al cuerpo como sustancia constitutiva para las células, enzimas y hormonas. Él las necesita diariamente. La combinación de proteínas de origen animal (en leche, productos lácteos, pescado, carne y huevos) y proteínas vegetales (en cereales, legumbres, soja y patatas) es especialmente valiosa.

Grasas

También las grasas le suministran al cuerpo mucha energía, pero contienen más del doble de calorías que los hidratos de carbono o las proteínas. Dado que contienen también ácidos grasos vitales y sirven para absorber en el cuerpo las vitaminas solubles en grasa, no se deberá renunciar completamente a la grasa en las comidas. Ideales son los aceites vegetales, como el aceite de oliva, de maíz o de girasol, así como los pescados de aguas frías como la caballa, el arenque o el salmón.

Fibras dietéticas

Así se denominan a los hidratos de carbono no digeribles que contienen los alimentos vegetales como el arroz, las patatas, el pan integral, la pasta o la fruta, que a su vez fomentan la actividad intestinal y llevan a la necesaria depuración del organismo. Además, impiden el aumento del azúcar en sangre y ayudan a bajar el nivel de colesterol.

Vitaminas

Las vitaminas tienen que ser suministradas diariamente a nuestro cuerpo a través de la alimentación, pues no podemos crearlas nosotros mismos. En la actualidad se conocen 13 vitaminas, que cumplen un gran número de funciones. En nuestro organismo no existe casi ningún proceso que no necesite la ayuda de una o varias vitaminas. Nuestro sistema inmunológico es especialmente vulnerable a una carencia de vitaminas.

Las vitaminas A, D, E y K pertenecen al grupo de las solubles en grasa y las vitaminas B1, B2, B6, B12 y C así como la niacina, el ácido pantoténico, la biotina y el ácido fólico son solubles en agua.

Junto con la vitamina C, las vitaminas del complejo B refuerzan el sistema inmunológico, luchan contra los radicales libres, revalorizan el hierro y cuidan de que el tejido conjuntivo permanezca tenso. Las vitaminas solubles en grasa se ocupan de que la piel se mantenga sana y garantizan el rendimiento visual, el metabolismo, la formación ósea y la coagulación de la sangre. Los productos de cereales, las patatas, las legumbres, la fruta y la verdura, así como los aceites vegetales contienen abundantes vitaminas.

Sustancias minerales y oligoelementos

El magnesio y el hierro son las sustancias minerales más importantes. Garantizan la óptima armonía de los nervios y músculos y sirven como elemento constitutivo para la hemoglobina asegurando así el transporte de oxígeno en el organismo.

© 2014 PreCon GmbH & Co. KG     Aviso legal    CGV   

Sustancias nutritivas